Orden de nacimiento

“La locura es hereditaria, la heredamos de los hijos”

El piquero patiazul pone dos huevos, si el polluelo que nace primero vé que no crece lo suficiente y en la primera semana esta por debajo del 80% del peso que debería llevar, mata a picotazos al segundo polluelo. Si hay comida para los dos, no hay problemas.

Captura de pantalla 2014-04-01 a la(s) 12.25.02

Retomo la hipótesis del EEA ,el entorno donde hemos evolucionado y pasado el 99% de nuestra existencia como especie. Desde hace millones de años y hasta hace muy poco, con el desarrollo de la agricultura y sedentarismo, la vida era complicada para los homínidos cazadores-recolectores. Los padres debían repartir los recursos entre los hijos y cuando no hay nevera ni supermercados, es complicado, sobre todo si tienes varios hijos. A veces, hay que decidir cual quieres que sobreviva. La selección natural ha dado también estrategias a los hijos para competir por los padres; el lloro, las sonrisas, las zalamerías, hacer que se sientan culpables o incluso el comportamiento autodestructivo, son estrategias contra el omnipresente poder físico de los padres

Los estudios muestran que la mayoría los padres dicen haber tratado a sus hijos por igual, pero la mayoría de los hijos dicen que no obtuvieron lo que les correspondía.

¿Cuando se forma nuestra personalidad?. Siempre existe el dilema naturaleza-crianza, es decir, que parte se hereda y determina por los genes y cual esta definida por el entorno. A este respecto, los espacios familiares juegan un papel importante.

Hay una parte genética incuestionable; dos gemelos monocigóticos tienen una personalidad más parecida que dos mellizos, y estos, más que dos hermanos. Pero ni siquiera en el caso de los gemelos, que poseen el mismo código genético, son exactamente iguales. El entorno (la crianza) debe jugar, por tanto, algún tipo de papel.

Como a nadie puede extrañar, uno de los factores más importantes, es la relación establecida con nuestros padres/cuidadores y relacionado con ello, el número de hermanos que se tienen y el orden que se ocupe dentro de ellos, es fundamental. El argumento que explica esta relación es la interacción ambiental, es decir, el desarrollo de unos caracteres de personalidad, pero adaptados a nuestro espacio dentro de la familia.

La opinión de que cuando dos hermanos rivalizan significa que en algo se han equivocado los padres es errónea. La rivalidad entre hermanos existe desde hace millones de años en muchas especies. La competencia promueve la creatividad y marca los límites de lo aceptable. Al final lo que se pretende es que los padres se interesen por uno, sentirse diferente para atraer la atención de ellos y la forma de hacerlo es desarrollar una personalidad única.

Captura de pantalla 2014-04-01 a la(s) 12.28.08

La típica frase : “he criado a mis hijos por igual” no es cierta y , además, no es bueno que lo sea. Cada hijo tiene una personalidad, y por tanto, necesidades diferentes. Hay que ayudarlos a crecer de manera diferente. La psicología positiva lleva años mostrando que es mejor dedicar recursos a potenciar sus habilidades que a intentar mejorar sus debilidades. Hay que invertir en ellos de manera heurística.

Trivers en su clásico trabajo (1972) define inversión parental como cualquier coste asociado al cuidado de un hijo que reduce la capacidad para invertirlo en otro descendiente. Se reconocen tres tipos de inversión (Borgerhoff Mulder, 1998):

– recursos materiales: como comida, cuidado sanitario y dinero.

– recursos cognitivos: estimulación intelectual y otras formas de educación de los niños;

– recursos interpersonales: la atención, el tiempo, el amor, y el afecto.

Las ventajas o desventajas de la disponibilidad de un recurso depende de cuando lo recibe el niño. El cuidado exclusivo de los padres lo recibirá un primogénito cuando es bebé, porque no tiene hermanos menores, mientras que un hermano menor lo recibirá de forma exclusiva siendo mayor, cuando sus hermanos ya no convivan con los padres. De esta manera, el apego (Bowlby 1988) o unión emocional entre cuidador y niño se produce principalmente en el primer año y por tanto será más fácil de obtener en los primogénitos. Y así lo dicen las encuestas, los primogénitos se sienten más unidos a sus padres que los más pequeños.Captura de pantalla 2014-04-01 a la(s) 12.40.19

Otros estudios muestran fenómenos llamados de deidentificación, que suponen diferenciación. Por ejemplo,  si mi hermano más cercano (principal competidor) prefiere al padre, yo preferiré a la madre, produciéndose así patrones en zig-zag en muchos aspectos de las relaciones con los padres.

La atención sobre el orden de nacimiento la puso sobre la mesa, sobre todo, Frank Sulloway con su libro Rebeldes de Nacimiento. En resumen, propone que las mayorías de las revoluciones de la historia y de las causas perdidas han sido apoyadas por hermanos pequeños y combatidas por primogénitos. En la historia occidental sobre un estudio de 121 eventos históricos, incluyendo 28 revoluciones científicas y 90 políticas, los hermanos pequeños tienen el doble de probabilidad de presentar la alternativa radical (Sulloway, 1996, 2002b, 2009)

El mayor

Los aspectos de la personalidad y el comportamiento humano suele clasificarse en 5 dimensiones (Big five); extraversión, apertura a la experiencia, responsabilidad, amabilidad y neuroticismo.

Cuando se estudian respecto al orden de nacimiento y dentro de la familia, los primogénitos son puntuados por sus padres y hermanos como autodisciplinados, organizados y prudentes, más que sus hermanos menores. También son considerados como los triunfadores de la familia.

El primogénito, mientras no tenga otros hermanos, dispondrá de todos los recursos y sus figuras de referencia serán los padres o cuidadores. Suelen actuar como padres sustitutos y despliegan conductas del agrado de los padres. Si el padre es abogado, militar o cocinero,  es fácil que el primogénito lo sea, además de ser “presionado” para que la herede. Suelen ser más responsables, mejores estudiantes, políticos más destacados, destacan en los premios nobel y como eminentes científicos ( aunque no como científicos revolucionarios que serán hermanos pequeños).

Puntúan más alto en los test de inteligencia. Esto, según los estudios, es debido a que al nacer primeros y estar solos tienen un entorno intelectual más rico en interacciones con los padres y, más tarde,  hacen de tutores de los hermanos pequeños lo que tambien aumenta las habilidades intelectuales. (Belmont & Maralla, 1973; Bjerkedal, Kristensen, Skjeret, & Brevik, 2007; Kristensen & Bjerkedal, 2007; Zajonc & Sulloway, 2007)

Captura de pantalla 2014-04-07 a la(s) 10.37.05

Los hijos mayores suelen ser más agresivos y utilizar su fuerza para la resolución de conflictos. John Wayne, Silvester Stallone, Clint Eastwood y todos los James Bond eran primogénitos.

Recordemos que hay un componente genético y si el primogénito resulta ser tímido y no tiende a usar la fuerza, será más retraído, utilizando estrategias más relacionadas con el mal humor o el vacío a otros hermanos. Esta actitud hace que el nicho de la mano dura quede vacante y otro hermano puede ocuparlo.

Los medianos

Los siguientes hijos siempre tendrán que compartir los recursos con otros hermanos y competir con ellos por conseguirlos. Es decir, se sitúan frente a competidores más fuertes y con estrategias afianzadas. Por tanto, sus figuras de referencia no serán tanto los padres sino los hermanos mayores.

Las crías que tienden a quedar al margen por falta de tiempo son las intermedias. Normalmente es el que menos atención recibe, un 10% menos de cuidados parentales de media, ya que siempre esta compartiendo recursos o con los mayores o los pequeños . Suele buscar su nicho en los pares, es decir con otros medianos fuera del entorno familiar. En las encuestas de personalidad, los del medio no se parecen a sus padres o sus hermanos, se parecen a otros niños medianos. Suelen ser los más agradables, tienen mejores relaciones de amistad y en relaciones monógamas son los más fieles

Cuando se les pregunta a los del medio a quién acuden para ayuda emocional o económica, tienden a recurrir menos a los padres que los mayores o los menores, que a su vez suelen estar más cercanos a su madre (Salmon & Daly, 1998, see also Kennedy, 1989; Rohde et al., 2002).

El pequeño

Los menores tienen más competencia cuando más recursos necesitan. Es decir, los bebés necesitan mucho tiempo y recursos pero tienen varios hermanos por delante. Los padres deben elegir y priorizar.

No necesitan padres autoritarios y tiránicos, ya tienen a sus hermanos mayores que administran los juguetes o las golosinas. Intentarán ocupar el nicho de otro mayor y si no es posible, ocupan otros nichos dentro del espacio familiar, buscan un nicho libre y desde aquí el favor de los padres experimentando y asumiendo riesgos, es decir, ramifican su comportamiento y por tanto, desarrollan rasgos de personalidad distintos. La idea es sumar valor a la unidad familiar en su conjunto.

El pequeño tiene la ventaja de ser el último hijo que los padres podrían tener, de modo que estos le ofrecerán una atención especial para que no le pase nada durante su infancia, sobre todo de la madre, se quiere corregir con ellos todos los errores que han tenido con los mayores pudiendo a llegar a ser muy consentidos. Están acostumbrados a suplicar o negociar con otros hermanos y por tanto tienen caracteres más abiertos, más cariñosos, graciosos, zalameros, gamberros, son los comediantes de la familia. Están más acostumbrados al riesgo tanto en su aspecto positivo como negativo. Tiene el doble de posibilidades de practicar deportes de riesgo que los hermanos mayores. Entre los grandes exploradores dominan hermanos pequeños. También revolucionarios contra el poder establecido: Fidel Castro, Trosky o Lenin,eran hermanos pequeños. Fueron los primeros que apoyaron la reforma protestante y después, la Ilustración. Son más liberales, practican más el sexo casual y apoyan las causas más fervientemente como el aborto o el colectivo gay. Las revoluciones científicas que iban en contra de las teorías establecidas fueron lideradas en mayoría por hermanos pequeños, Copérnico, Darwin y Descartes entre otros….

Es más fácil que un hermano menor tenga un pensamiento innovador o radical; esta acostumbrado a cambiar su estrategia y probar cosas nuevas. Dentro de sus familia son los últimos en la cola de la alimentación (todos hemos visto las peleas entre hermanos por comerse el último trozo de tarta en las que suele ganar el mayor por fuerza)  y por tanto, se identifican más con los desvalidos y defienden causas igualitarias.

Captura de pantalla 2014-04-07 a la(s) 11.29.01

Numerosos estudios, siguiendo la teoría del modelo de dilución, donde los recursos se van dividiendo a medida que tiene hermanos antes que él, (Marjoribanks, 1988, 1989) muestran que suelen tener menos años de educación académica, menos logros y menos aspiraciones a tenerlos.

El hijo único

No poseen efecto de orden, no tienen hermanos y por tanto no rivalizan. Se predicen dos cosas. Una es que los hijos únicos deberían ocupar posiciones intermedias en muchos rasgos de personalidad. Esto es porque no padecen la presión de un hermano menor para ser especialmente aplicados o agresivos, ni la de un hermano mayor para ser particularmente osados o poco convencionales. De ahí que los hijos únicos deben hallarse en algún punto intermedio desde el punto de vista de la conducta. Y resulta que, en efecto, así es.

Pueden ocupar el nicho que quieran, todos están libres y será una “negociación” con los padres. Además pueden ir de un espacio a otro en el tiempo, por tanto deberían ser más variables en la medida sus rasgos de personalidad, y es verdad, los estudios muestran que los hijos únicos son los menos predecibles; su conducta es difícil de prever porque en la infancia han tenido muchas más opciones que las personas que crecen con otros hermanos

Conclusión

Por supuesto todo lo anterior se relaciona con estudios de un espectro amplio de población, en familias biparentales con dos o más hijos y con datos promediados, todos conocemos familias que no se ajustan a lo expuesto, familias monoparentales donde todo cambia, etc. Además, los efectos que hemos visto tienen relevancia cuando la distancia entre hermanos esta entre 2 y 4 años, más allá el efecto se difumina.

Para terminar, imaginemos una familia de cazadores recolectores de hace  25000 años , su modo de vida es ir trasladándose de un sitio a otro por la sabana africana sobreviviendo de lo que cazan y encuentran, incluso carroña. ¿A la hora de sobrevivir y evolucionar que es mejor? , ¿tener tres hijos del mismo carácter compitiendo a ver cual caza mejor? o ¿tener un hijo buen cazador, otro buen observador de la naturaleza que sepa que planta y que fruta es comestible y otro hijo muy amable y dotado para las relaciones con otros grupos de cazadores a los que pueda pedir o intercambiar comida cuando haya escasez?

Anuncios

Acerca de Mario Fernandez

Antropología y Neurociencia
Esta entrada fue publicada en Antropología, Neurociencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s